Inicio Futbol Final Copa Libertadores 2018

Final Copa Libertadores 2018

172

Rodrigo Bastidas

Después de mucha espera tras el duelo de ida de la final de la Copa Libertadores de América llegó el día que todo el mundo…si, el mundo, estaba esperando para la así llamada “Final del Mundo” entre River Plate y Boca Juniors.

Desafortunadamente a pesar de las especulaciones y la bien ya conocida reputación de los hinchas argentinos en relación a la “pasión” con la que viven no solo el fútbol, sino sobre todo esta bien ubicada rivalidad entre ambos conjuntos del barrio de la Boca, llegó el día 24 de Noviembre y se dio inicio a las festividades en el Estadio Monumental para la final de vuelta.

Los hechos que precedieron a la no disputada final son muy mencionados y repetidos, en los cuales militantes del River realizaron actos violentos en contra del autobús que transportaba a los elementos de Boca Juniors, lo cuál provocó que jugadores y miembros del equipo sufrieran lesiones y la tan anhelada y deseada final fuera no solo pospuesta ese día, sino finalmente cancelada ese y el día siguiente.

El día de hoy una reunión se realizó para conocer cual sería el futuro de este enfrentamiento que ha dividido opiniones no solo en Argentina, sino en el mundo en relación a cuál debería ser el actuar de la CONMEBOL para determinar las acciones a tomar en este tema que se ha vuelto a demás de delicado muy polémico.

Tras la junta celebrada en Paraguay la CONMEBOL llegó a la determinación de que el duelo se va a disputar y se hará el día 08 de Diciembre o 09 de Diciembre, pero eso no es todo, de igual forma se llegó a la conclusión de que será en un terreno fuera de tierras argentinas.

Esta decisión como era de esperarse no fue bien recibida por varias esferas de ambos conjuntos, incluyendo aficionados y dirigentes de los equipos, sobre todo en el caso de Boca Juniors, quienes han declarado que el conjunto no se encuentra en condiciones de disputar ningún encuentro, y su deseo es que los puntos y la Copa se les entreguen a ellos.

Daniel Angelici, presidente de Boca, incluso ha declarado que agotarán los elementos legales que tengan a su alcance incluyendo el TAS para aparentemente disputar la batalla en los escritorios y hacerse de su séptima Copa Libertadores con una descalificación de River y ya no celebrar el encuentro dentro de las canchas entre los 11 elementos de ambos equipos.

Esta novela aun se encuentra en sus primeros capítulos y parece que Boca simplemente no le interesa ya en lo absoluto competir en el césped a pesar de que la CONMEBOL ya ha dado su veredicto para la “Final del Mundo”, la cuál se ha especulado que podría disputarse en Miami en los EEUU o incluso en los Emiratos Árabes para que el ganador ya se encuentre en la sede del Mundial de Clubes y pueda disputar el torneo.

La realidad de todo esto es que sin importar las opiniones, la “intensidad” o los elementos que rodearon este evento, el mundo ha sido testigo de unos verdaderos actos de cobardía, vergüenza e inexistencia de humanidad por parte de personajes que no solo son ajenos a la esencia real del deporte, sino que no forman parte de una sociedad que merezca ser reconocida con elementos de valores y derechos.

Habrá que esperar para descubrir a que nos llevará esta situación que aun tiene mucha tela de la cuál cortar, y que experimentará mucha tensión por parte de un equipo de ya no desea vestir a sus jugadores para ganar la Copa con méritos deportivos y una CONMEBOL que no ha sabido manejar el nivel de acontecimiento que ya todo el mundo sabía que sería.