compartir

Rodrigo Bastidas

La noche de ayer se jugó el primer duelo de la serie por el campeonato de la NBA entre los Golden State Warriors y los Cleveland Cavaliers.

La primera cita se disputó en la Oracle Arena, casa de los Warriors, y en lo que apuntaba para ser un duelo que los guerreros dominarían al llegar como fuertes favoritos, los Cavs demostraron que no van a ser una tarea sencilla para los campeones reinantes.

A pesar de ser subestimados por la mayoría de los especialistas en la materia, Cleveland le complicó el encuentro a Golden State para demostrar que a pesar de los pronósticos ellos no reglarán nada y van con todo en busca del campeonato.

Después de los 4 tiempos reglamentarios de juego el marcador reflejaba igualdad de 107-107 a segundos de que terminará el tiempo regular del duelo y en esas instancias llegó una de las jugadas más polémicas del encuentro cuando el escolta de los Cavaliers J.R Smith recupero un rebote tras un fallo de tiro libre de George Hill a falta de 4.7 segundos en el ultimo cuarto y aun no se sabe el porque pero no realizó intento de tiro para la victoria.

Esto permitió que se llegará hasta tiempo extra en los cuales Golden State consiguió la victoria con un marcador de 124-114 después de una verdadera guerra sobre las duelas cuando el propio J.R. Smith fue expulsado tras una falta flagrante y le lanzó el balón a la cara a Draymond Green quien inteligentemente lo manipuló psicológicamente para sacarlo de quicio y del encuentro.

De esta manera Cleveland cayó en el Oracle Arena a pesar de los 51 puntos de LeBron James, quién se convirtió en el primer jugador en la historia en anotar 50 o más puntos en un juego de Playoffs y perder.

Así se vivió el primer juego de las finales de la NBA y la balanza se ha inclinado hacia los campeones reinantes, el segundo enfrentamiento se jugará este domingo de nueva cuenta en casa de los Guerreros de Golden State.