compartir

Rodrigo Bastidas

Una historia que pudo haberse convertido en un cuento de hadas sumando a uno de los equipos más grandes y populares del mundo y a una de las más grandes estrellas que ha tenido, tuvo un final abrupto y nada feliz.

La franquicia de los Lakers de Los Angeles y toda la ciudad californiana se quedaron atónitos tras enterarse que la leyenda del equipo Magic Johnson anunciaba su retiro como Presidente de Operaciones del equipo.

En una noche que vivía muchas despedidas con los últimos duelos de los históricos Dwayne Wade en Miami y el alemán Dirk Nowitzki en Dallas, se sumó otro adiós de uno de los más grandes de la NBA, pero lo hacía de su duela en los escritorios.

Previo al último juego que el conjunto angelito disputaría en casa frente Portland para cerrar su campaña, se desarrolló de manera sorpresiva una conferencia de prensa que no fue anunciada y en la que Johnson daba aviso de su dimisión del cargo.

Esta decisión llega después de que por sexto año consecutivo, lo cuál representa la peor marca en la historia del equipo, y segundo a cargo de Magic, el equipo no consiguiera alcanzar los playoffs gracias a una marca de 37 Triunfos y 45 Derrotas que los dejó fuera de la contienda.

Cuando la ex estrella habló con los medios declaró que la realidad era que no se encontraba feliz con el cargo de presidente, que deseaba volver a divertirse y tener la vida que tenía sin las presiones del puesto y las decisiones que debía de tomar a pesar de haber recibido carta abierta para hacer lo que fuera su voluntad con el equipo.

Comentó sobre no poder aconsejar o felicitar a alguien sin que fuera visto de mala manera y fuera criticado y pintado como el villano por sus acciones; también mencionó que no le gustaba el tener que cambiar la vida de una persona refiriéndose al despido de Luke Walton como entrenador.

Su renuncia no solo fue sorpresiva para los aficionados, también llegó sin previo aviso para la propietaria del equipo, Jeanie Buss, el gerente general, Rob Pelinka, e incluso para la imagen y estrella de la franquicia LeBron James.

Johnson llegó al puesto de Presidente de Operaciones el 21 de Febrero del 2017 y durante la duración de su cargo vivió momentos difíciles con un récord de 79 Victorias y 108 Derrotas para un porcentaje de 42,2% de triunfos y la fallida contratación de Anthony Davis esta temporada por lo que fue muy criticado, y tuvo su momento de más renombre con la llegada de “El Rey” a la franquicia más importante de California.

Así termina la historia de Magic Johnson en esta etapa con los Lakers, que ha sido su última tras haber tenido un breve periodo como entrenador y la recordada gran década de los 80s colmada de éxitos y campeonatos como jugador.