Inicio Futbol Americano Urban Mayer dirá adiós a Ohio State

Urban Mayer dirá adiós a Ohio State

119

Rodrigo Bastidas

Nos acercamos a finales de año y las actividades del football americano colegial de los EEUU ya tienen definidos a los finalistas de los playoffs que buscarán la oportunidad de conseguir el ansiado campeonato nacional.

Desafortunadamente el día de hoy no son los enfrentamientos que sostendrán Alabama VS Oklahoma en el Orange Bowl y Clemson VS Notre Dame en el Cotton Bowl no son los titulares, sino la futura salida de un entrenador en jefe de uno de los programas estudiantiles deportivos más importante del país de las barras y las estrellas.

El aún Head Coach de los Buckeyes de Ohio State Urban Mayer, ha anunciado que tras el duelo que el equipo disputará en el Rose Bowl frente a los Washington Huskies el día 01 de Enero del 2019 se retirará como Entrenador en Jefe del equipo y posiblemente como entrenador en general.

¿Esto porqué?…el Coach ha sufrido los impactos de un quiste en la cabeza el cual le fue diagnosticado en el año de 1998, pero que ahora se volvió más intenso debido a las presiones, lo que le provoca intensos dolores de cabeza durante los encuentros.

Tras haber conseguido una marca en lo que va de la temporada de 12 victorias y 1 derrota el equipo de Ohio State jugará su sexto duelo de la tazoniza bajo el mando de Mayer y su primer Tazón de las Rosas.

En las 7 campañas que Urban fue el Head Coach de los Buckeyes consiguió llevar a su equipo a 1 Orange Bowl, 1 Cotton Bowl, 1 Sugar Bowl, 2 Fiesta Bowls y al Campeonato Nacional en el año 2015.

Ahora tras la salida de Mayer el equipo quedará bajo las ordenes del coordinador ofensivo Ryan Day, quién tomará las riendas el día 02 de Enero del próximo año, 1 día después del Rose Bowl, y aun falta que se celebré una conferencia de prensa en Columbus en presencia de Mayer, Day y el director atlético Gene Smith para oficializar las situación.

Esperemos que el futuro le depare lo mejor a Mayer en lo personal y profesional ahora que comienza una etapa mucho más complicada que ser entrenador en jefe de la NCAA.